ROGER FEDERER: 200 SEMANAS, COMO NUMERO 1

domingo, 25 de noviembre de 2007

200 SEMANAS
Y SIGUE CONTANDO

Roger Federer está haciendo historia con cada día que pasa. De tal modo que las efemérides como ésta (200 semanas consecutivas) son una consecuencia irrevocable, como que el día siga a la noche. Reflexionando sobre su carrera, he descubierto que la carrera del helvético comparte muchas características con las grandes civilizaciones del pasado. Espero que compartan esta singular visión:

ROGER FEDERER: 200 SEMANAS, YA QUEDA MENOS PARA EL OLIMPO

Decían los griegos que sólo los dioses, encabezados por el gran Zeus, podían estar en el Olimpo. En este lugar las grandes divinidades dominaban el mundo. Federer es el vivo ejemplo de que los helenos, a pesar de su enorme ingenio, eran infinitamente humanos. Y como tales, se equivocaban. Porque un humano está cada vez más cerca de formar parte del Olimpo, de que su nombre sea recordado “por los tiempos de los tiempos” como añoraba el bravo Aquiles. Y no parece que haya forma de detener esta tendencia inexorable. Ser, simplemente, el mejor. Para corroborar toda esta verborrea podría soltar una retahíla de datos y números que podrían marear hasta al propio padre de los dioses. Pero el tenis, como todo en la vida, se vale de la esencia del humanismo: placer.
El ser humano (y el dios “olímpico”) ha sido dominado por los placeres y las pasiones. Sus acciones se movían en torno a la conexión entre estos dos aspectos de la conducta humana, como bien sabían Aristóteles o Platón. Roger Federer ha conseguido que el tenis alcance el estatus hedonista que nadie había sido capaz de ofrecer. Cada movimiento que realiza en la pista, cada golpe que da, es un gesto “divino”.
Como todo genio, necesitó un elemento fetiche que cambiara su vida: si para Eneas fue la guerra de Troya, para Federer fue Peter Lündgren. Este hombre le llevó a la excelencia en que se encuentra. Su llegada al Olimpo, como la de todo viajero, no habrá sido en solitario. Mirka Vavrinec llegará detrás. Ella es una de las musas. Es una de las grandes responsables de que la inspiración y el talento de Federer se despliegue sobre la pista. Aquí estaba la trampa, el Olimpo no está en las alturas, si no que lo construye el propio helvético cada vez que salta a la cancha. Por favor, que los dioses le hagan un hueco. Se lo merece.

ROGER FEDERER: 200 SEMANAS, TODO UN IMPERIO

Un servidor siempre ha sido un fiel amante de la historia y, especialmente, del Imperio Romano. Desde que Julio César dio el primer “golpe de estado” a Craso y Pompeyo esto se ha repetido (Mussolini, Pinochet, Franco…) hasta el 2 de febrero de 2004. Testigo de ello fue la Rod Laver Arena de Melbourne Park. Allí, llegó un nuevo emperador al poder. Un hombre, que al igual que César, llegó para quedarse.
Como todo gran Imperio, llegaron las grandes batallas. Éstas distinguen a los buenos de los que pasan a la posterioridad. Si para el Imperio Romano las Guerras Púnicas fueron el primer gran desafío, donde Aníbal se presentaba ante las puertas de Roma tras vencer en Cannas, para Federer el primer gran reto llegó en Wimbledon de ese mismo año, ante Andy Roddick. La primera batalla se la llevó Andy (al igual que Aníbal) por 6-4, pero, como ocurrió en el pasado, la guerra fue para el emperador. A partir de ahí, los cimientos del imperio de asentaron definitivamente.
Si Roma se nutrió de Grecia, Fed-Express lo hizo de Boris Becker o Stefan Edberg. Las grandes obras de arte, como el Coliseo (inaugurado por el emperador Vespasiano) o las columnas conmemorativas, fueron habituales durante el Imperio. En el caso del “Imperio Federer”, esta constante no decayó. La final del US Open 2004 ante Hewitt o la de Wimbledon 2007 ante Nadal han sido algunas de sus obras más representativas.
Los romanos tenían una noción clara de que la grandeza de Roma era imperativa. Los tiempos del dominio romano supusieron una época de orgullo para todos los ciudadanos del imperio. Estamos en los tiempos de Federer, esperemos que, cuando éstos acaben, se recuerde su paso por el tenis con las palabras del gran César: “Llegué, ví, vencí”.

ROGER FEDERER: 200 SEMANAS, LA CUARTA PIRÁMIDE

Los egipcios son reconocidos en el mundo entero por su afán de construcción y de grandeza. Sin duda, el mayor ejemplo de estas características son las pirámides del valle de Gizéh. Las pirámides eran construidas como sepulcros para los faraones, estando éstos vivos. Las tres pirámides respondían a Keops, Kefrén y Miquerinos. Seguramente, si Federer viviera en la época de esta civilización, tendría una cuarta pirámide. Sería tratado como un faraón, la diferencia estribaría en que en vez del cetro habitual, seguro que llevaría algún útil similar a una raqueta.
Fijándonos bien en Roger, podemos apreciar muchas similitudes entre él y el pueblo que habita las orillas del Nilo. Primero, el hieratismo de Roger sobre la pista. Los egipcios realizaban sus grandes esculturas hieráticas. Esta postura, con una mirada perdida (mirando a poniente), reflejaba su divinidad. Los faraones, que eran considerados como dioses en la tierra, eran esculpidos de esta forma. Por tanto, Roger sería nuestro “faraón particular”. Segundo, su porte ceremonial y exquisito. Los egipcios realizaban grandes ritos en honor a sus difuntos y a sus dioses. Eran habituales las paletas para el maquillaje, como la destinada al faraón Narmer. Y tercero, que no menos importante, su espíritu guerrero. Los egipcios, al igual que Roger, no tenían ningún desafío por imposible, sólo era cuestión de trabajo e ilusión.
Las obras de los egipcios estaban destinadas a mantenerse durante toda la eternidad. Federer, por supuesto, no iba a ser menos. Sus “obras” quedarán en la historia del tenis para la posterioridad.

EN DEFINITIVA…

Federer está llevando una trayectoria similar a la de las grandes civilizaciones del pasado. Al igual que éstas, se está caracterizando por ser una cosa, la más difícil: ser, simplemente, el mejor.

GRACIAS A SERGIO POR TREMENDO ARTICULO, YO SOLO LO TRANSMITO A TODOS USTEDES.

5 comentarios:

Victor dijo...

Seeeeeeeeee. Felicitaciones Roger por las 200 semanas, y por las proximas 200 xD
Excelente Sergio, muy buen aporte

F.A. dijo...

Que gusto entrar a este blog por primera vez y encontrarme con un evento asi, todos deben estar de fiesta.
No soy fan de Roger. Pero si estoy de acuerdo que es de los mejores de todos los tiempos.

Danterer XD dijo...

El mejor de todos los tiempos sin duda. Gracias a Dios que juegas en estos tiempos que te podemos ver jugar.
Buen articulo felicitaciones al tal Sergio que no se quien es, yo recien entro por aca.

Rafal dijo...

Muy bueno el articulo, felicitaciones Sergio..., la grandeza de Federer se lo puede comparar con dichas civilizaciones e imperios que son parte de la historia colosal inolvidable.

Anónimo dijo...

EL ARTÍCULO ES EXCELENTÍSIMO!!!
POR SUPUESTO ...LO MEJOR PARA EL EXPRESO SUIZO...!
EL MEJOR DE TODOS LOS TIEMPOS!!!
SIN DUDA!!!
AUNQUE AHORA HAYA DEJADO DE GANAR EL US OPEN 2009...

NO DEJAREMOS DE SER TUS FANS...ESO SÓLO FUE UNA PRUEBA,...QUE TÚ..FED, LA SUPERARAS..
ERES EL NUMERO UNO...Y ESE ES TU PUESTO..NADIE TE LO QUITA...!!!

¡FEDERER CAMPEÓN!

Búsqueda personalizada

Designed by Posicionamiento Web | Bloggerized by GosuBlogger